La inversión en centros comerciales, hoteles y oficinas alcanzó 2.000 millones en el tercer trimestre

El retail lidera el avance de la inversión en el inmobiliario comercial español en el tercer trimestre del año. El sector alcanzó un volumen total de 2.000 millones de euros entre julio y septiembre, de los que el en torno al 40% (665 millones) correspondieron al sector que engloba centros comerciales, hipermercados, supermercados y otras medianas superficies. Los hoteles fueron los segundos activos más demandados y generaron una inversión de 500 millones, muy cerca de los 455 millones que correspondieron al mercado de oficinas.

Los inversores internacionales tiene puestos sus ojos en España y eso se nota. En lo que va de año, el inmobiliario comercial del país suma 8.100 millones de euros en inversión, 600 millones más que en la misma fecha de 2016, y en ello tienen mucho que ver los fondos y las socimis, tal y como se recoge en el balance presentado este lunes por la consultora BNP Paribas Real Estate.

Las bajas rentabilidades que ofrecen otras opciones de inversión como la renta fija o los depósitos, alientan la demanda de inmobiliario español, a pesar de que las rentabilidades aquí también tienden a contraerse. “Adicionalmente, hay una parte de los inversores que utilizan los activos inmobiliarios como un valor refugio”, asegura el estudio.

Los fondos lideraron las compras en el tercer trimestre con casi la mitad de las operaciones (47%); desde principios de año, ellos son también los responsables del 41% de las adquisiciones, frente al 11% que representan las socimis. Por el lado vendedor, los protagonistas son también los fondos y en menor medida aseguradoras, las family office y las compañías inmobiliarias.

“Hasta finales de año se espera que continúe la actividad inversora en un contexto de mercado donde seguirá habiendo liquidez”, apuntan desde la firma. Las previsiones de crecimiento del PIB para este año, “con un buen comportamiento de la ocupación apoyado en el aumento del consumo privado, la llegada de turistas, el incremento de la actividad empresarial y el descenso sostenido de la tasa de desempleo” también tendrán una incidencia positiva en el sector.

El informe reserva una mención especial a las socimis, las Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario, que cada vez son más numerosas en nuestro país y están protagonizando esta nueva etapa del resurgir inmobiliario en España. El futuro, en su caso, estará marcado por la especialización.